20 de octubre de 2017

El futuro tiene tu nombre de Brenna Watson



Sinopsis:
¿Y si tu marido fuese tu peor enemigo? ¿Y si ni siquiera su muerte te librara de él? Cuando el barón Hamilton fallece de forma inesperada, su viuda, la joven Marian Fillmore, cree que por fin se verá libre de un esposo abusivo y maltratador. Sin embargo, las condiciones que establece en su testamento la obligan a permanecer atada a un lugar al que odia y a su cuñada, tan cruel y déspota como su hermano. La llegada del hijo del barón, procedente de América, será la única luz de esperanza en el porvenir de Marian. Solo él será capaz de cambiar su destino y el de las personas a las que ama, aunque el precio a pagar será demasiado alto. Porque, ¿hasta dónde es lícito sentirse atraída por el hijo de su difunto marido?


Opinión personal:

Esta es una de esas sinopsis que me atrapa y, al mismo tiempo, me hace pensar en una novela con un argumento algo distinto. Cosas mías, lo sé, pero supongo que eso ha provocado mi pequeña decepción

Con lo poco que se publica de novela romántica victoriana o de regencia, estas portadas llaman en seguida mi atención, poco me importa que sea de una autora que no conozco y de la que apenas pueda encontrar información, por lo que, lo primero que me viene a la mente es que debe ser una autora española bajo seudónimo. Algo que, dado las grandes autoras de calidad que tenemos, no termino de entender. Pero que claro que es algo que yo me imagino y que en absoluto tengo verificado y, desde luego respeto.

No puedo dejar de decir tampoco que es una novela corta. Y eso sí que me ha sorprendido de forma negativa. Lo siento, no tan solo porque creo que hay temas que me han parecido que se desarrollan poco, y más dado la complejidad de los mismos, sino por el precio.

La novela ha empezado muy bien. Es una historia triste, de las que tiene trampa, ya que la autora va desgranando poco a poco todas las desgracias que ha vivido la protagonista ganándose desde el primer minuto la ternura y el cariño del lector. Una mujer con una vida realmente compleja, totalmente falta de cariño y vendida al peor postor siendo apenas una niña. Fácil imaginar por lo que ha tenido que pasar en una casa en la que solo ha encontrado la maldad y no solo por parte de su marido sino también por la única mujer con la que comparte techo.
Sus penurias han hecho de ella una mujer apocada y, sobre todo, sacrificada por los que realmente quiere. Le han roto tanto el espíritu que no le quedan ganas ni de relevarse y me he quedado esperando un giro en su esencia que no termina de ocurrir. Seguramente este tipo de personajes se adecua mucho más a la época que las protagonistas valientes y arrojadas que a mí me gusta encontrar. Pero ya sabemos que cualquier lector tiene sus arquetipos preferidos y esta no ha sido de las mías.

La presencia de él en la historia es una mera casualidad. Poco se explica también de los motivos que le hicieron abandonar el hogar, aunque sí que quedan clarificados, no así su pasado y cómo se ha convertido en quien es. Ese hombre de negocios, que se supone que de la nada ha montado un buen negocio, al menos el suficiente para permitirse hacer lo que hace durante la novela.
De la cuñada, ese personaje secundario que tan relevante resulta en la historia apenas nos dan información. ¿Por qué es así? ¿Qué relación tenía con su hermano? No sé, son temas que ni se intentan plasmar como si no tuvieran importancia cuando, desde luego, la tienen y mucha.
Otros secundarios aparecen en la historia pero tampoco terminamos de saber mucho de ellos.

No voy a negar que la historia de amor entre ellos es bonita, diré más, es de esas que se cuecen a fuego lento como a mí me gusta y creo que la autora busca el estilo de las historias de antaño donde los personajes se enamoran después del trato. Pero en general lo que me ha quedado cuando la he terminado es una sucesión de desgracias. Y la sensación de un amor que ellos intentan evitar por todos los medios y por el que no termina de luchar ninguno de los dos. Con un final que ya he leído antes.

Es algo muy personal, sé perfectamente que estas historias con personajes atormentados y que tienden al dramatismo es lo que ahora gusta en muchos sectores, pero no es mi caso. Leo para divertirme, para disfrutar de un rato de relax y olvidarme del día a día y, cuando todos los personajes aparecen trayendo consigo desventuras, al final estos temas, que por otro lado son muy serios, al final terminan perdiendo peso.

«El futuro tienen un nombre» me ha resultado una lectura entretenida, no lo voy a negar, pero que olvidaré con facilidad. No quiero ser muy exigente, y más teniendo en cuenta que no he encontrado otra publicación de esta autora, por lo que se supone que es su primera obra. Siempre digo que escribir novela histórica es muy complejo. No sería la primera vez que encuentro al final de la novela temas aclaratorios sobre hechos o inventos que se adelantan y que me confirman la documentación de la autora. En absoluto soy una experta en temas, como por ejemplo los derechos de la mujer en 1820, por ello no voy a juzgar cierto tema que aparece en la trama, pero sí que quiero comentar que me ha resultado extraño.

En general, he echado en falta un mayor detalle en el carácter de los personajes, algunos quedan demasiado difuminados o con un cambio brusco y, ante todo, en lo complejo de los temas que se tratan, todo ellos enmarcado, eso sí, con un estilo correcto y algunos fallos que se podrían mejorar con una revisión más cuidada. 
Una novela entretenida de la que me esperaba más.

Datos de interés: Ficha del libro:  - Ficha de la autora:

Pepa 

17 de octubre de 2017

Autora del mes- Laura Sanz -entrevista

Bueno, tal y como les dije en la entrada del martes pasado, les traigo la entrevista que nos dedicó Laura Sanz, la autora del mes de Octubre del blog


Entrevista

Antes que nada¡¡¡Gracias por acceder a esta entrevista!!!!!!!!

-Nombre o pseudónimo

Utilizo mi nombre real: Laura Sanz.

-Fecha y lugar de nacimiento

23 de enero de 1974 en Guadalajara (España)

-Cuál consideras que es tu profesión?

Soy traductora aunque ahora mismo no ejerzo como tal. Me gustaría poder decir que soy escritora o autora pero son palabras muy grandes. Digamos que ahora mismo soy una contadora de historias, me dedico a crear (Qué bien suena eso… ¿verdad?)

-Cómo es tu día a día?

Para cualquiera que me vea desde fuera por un agujerito, muy aburrido. Para mí, que tengo la cabeza en constante ebullición, muy entretenida. Paso muchísimas horas delante del ordenador tejiendo historias, aunque siempre trato de sacar un tiempito libre para leer, ver alguna serie y airearme y dar un paseo. Me levanto temprano ya que por la mañana es cuando más productiva soy (escribiendo) y me acuesto pronto, como la gente que ya ha llegado a una edad… madura, jajaja. Ah, también les dedico un rato a mis gatos, y a mi marido unos minutillo, jajaja.

-Cuándo y cómo descubriste que querías dar a conocer al público tus historias?

Fue hace algo más de un año, cuando decidí publicar La chica del pelo azul. Estaba muy perdida en este mundo de la auto publicación, pero seguía a un par de autoras norteamericanas y me di cuenta de que ellas iban por libre, sin editorial. Y me dije, ¿por qué no? Yo tenía el manuscrito terminado, así que investigué un poco sobre ello y me lancé.

-Qué es ser escritor para ti? Qué es lo que más te satisface de ello?

Ser escritor… pues para mí es simplemente poder hacer lo que me gusta, lo que me llena. Después de trabajar toda la vida para otros haciendo cosas que a veces no me apetecía hacer es muy gratificante poder, por fin, hacer lo que amo. Siempre he tenido una imaginación desbordante y la cabeza llena de historias. El poder plasmarlas sobre el papel y descubrir que hay gente que se enamora de ellas es fantástico. Y si además mi pasión me permite ganarme la vida con ello pues mejor todavía. No es algo que todo el mundo pueda conseguir hoy en día.

-Háblanos un poquito de tu  última historia publicada, La lucha de Jan, que encontrará el lector en ella?

Voy a citar la descripción que hizo de la historia una de mis lectoras cero, que creo que expresa exactamente lo que hay en la novela:
Ha creado a un hombre tan, tan real... es dulce y fuerte, es autocrítico y muy protector, siempre necesitando tener alguien a quien cuidar, pero también es un hombre muy consciente de dónde están sus límites y carencias, tanto, que de hecho él es a veces su mayor obstáculo. Creo, tras haberla leído, que no podría imaginar a este hombre con alguien que no fuese Oksana: tan dulce, con tal necesidad de saberse querida y cuidada, asustada y muy, muy marcada pero también alguien que, tras esa temblorosa fachada, resulta ser una mujer fuerte que por encima de todo quiere vivir. Sonreír. Amar.
En este libro encuentras una historia de segundas oportunidades y dedicación, de miedo y de pasión, de anhelo, sacrificio y, en ocasiones, de una exasperante necesidad de redención; pero por encima de todo, de amor. Muchísimo amor.

Y ahora mójate un poquito…. :)

-Con cuál te quedarías de las que tienes actualmente publicadas ¿Y no vale escurrir el bulto eh

Esa pregunta es horrible y lo sabes. Es como si te dicen, ¿a cuál de tus hijos quieres más? Le tengo un cariño muy especial a La chica del pelo azul porque con ella empezó todo y porque es quizá la más imperfecta de las tres novelas. No tuvo lector cero, no tuvo un equipo profesional de correctores y aún así me está dando muchísimas satisfacciones.
Pero sin duda me tengo que quedar con La lucha de Jan. He puesto alma, corazón y vida en ella.

Nos adelantarías algo en lo que estás trabajando en este momento?? Y tus proyectos de futuro?

Ahora estoy trabajando en La culpa de Till, la historia del tercer hermano Landvik. De nuevo estoy intentando crear una novela completamente diferente a las anteriores, dado que cada hermano tiene una personalidad bastante marcada y que cada uno se merece su propia historia, trato de que no se asemejen.
Y después quiero retornar a la novela histórica. Lo echo de menos. Escribir contemporánea es un respiro después de haberme pasado un par de años en la Edad Media con La chica del pelo azul, pero quiero volver a escribir escenas en las que el amor es menos sexual y más contenido, en las que los hombres no resultan ridículos cuando sufren en silencio y estoicamente por sus sentimientos. Tengo un par de proyectos bastante definidos. Una historia ambientada en Texas en el siglo XIX (ya he comenzado a investigar) y otra de piratas en el siglo XVIII.


-Cuántas horas dedicas a la escritura?

Muchas. Demasiadas (dice mi marido). Desde que decidí dejarlo todo para dedicarme a esto me lo tomo como un trabajo. He vivido muchos años en Alemania y se me ha pegado su inflexibilidad. Mi conciencia no me permite dedicarle menos de ocho horas al día. Está claro que no siempre soy igual de productiva. Hay días en los que tengo que desechar la mayor parte de lo que escribo, otros, tengo la mente tan en blanco que me dedico a investigar o a hacer otras cosas relacionadas con esto, como contestar emails, o diseñar campañas publicitarias… pero cumplo con mi jornada laboral con puntualidad germánica, jajaja. Aunque lo cierto es que la mayor parte de los días trabajo más de ocho horas (nunca había trabajado tanto como ahora).

¿Cuál es tu punto fuerte al escribir?

Mantener la tensión. Al menos eso me han dicho mis lectores, que cuando acaba un capítulo tienen que seguir leyendo para saber qué va a pasar a continuación.
Y mis protagonistas masculinos. Me gusta crear la mezcla perfecta de dureza y suavidad. De rudeza y delicadeza. Ese es otro punto fuerte. Reconozco que (exceptuando a Álex de La chica del pelo azul) empatizo más con ellos que con ellas.

- Qué prefieres leer? Te alejas en tus lecturas del romance? Cuáles son tus autores fetiches, tanto anglosajonas, como de aquí que no puede faltar en tu biblioteca?

Leo de todo, y además tengo la suerte de poder hacerlo en tres idiomas, así que mis gustos son bastante eclécticos. Me gusta leer romántica, pero no le hago ascos a nada. Te diré que mi autor español favorito es Pérez Reverte. También leo novela negra española (Lorenzo Silva) y extranjera (Nele Neuhaus, Camilla Läckberg…) Y luego pues debo reconocer que me priva la literatura inglesa del XIX: Jane Austen, las hermanas Brontë, Elizabeth Gaskell… (no te digo más que llevo tatuado el principio de Orgullo y Prejuicio en las costillas). También tengo una gran debilidad por las grandes de la romántica anglosajonas: Julie Garwood, Judith McNaught, Johanna Lindsay… (tendrías que ver la colección de libros de ellas que tengo… ufff) Y también tengo que hacer una mención especial a mis compañeras auto publicadas españolas. Trato de ir conociendo novelas de autores independiente, de romántica primordialmente.

-Los personajes tienen vida propia en el momento que los originaste, ¿en qué o quién te basas para darles sus características y personalidades?

Realmente en nadie en especial. Sé de muchas autoras que trabajan con “musos”, no es mi caso. Nunca tengo a nadie en la cabeza cuando creo a un personaje. Va evolucionando solo, a veces incluso a mi pesar.
Aunque está claro que siempre terminas por tirar de experiencias pasadas o de actitudes o reacciones de gente que conoces o de cosas que te han sucedido. Es curioso como a veces un personaje termina siendo una mezcla extraña de tu madre, tu vecino y tu profesor, aderezado con una pizca de tu propia personalidad, jajaja.

— ¿Qué elementos son esenciales para ti, qué tiene que contener una historia de amor?

¿Aparte de que el chico y la chica acaben juntos? Jajaja. No sé. A mí me gusta escribir historias en las que hay más tensión sexual que sexo. En la que los hombres jamás le pierden el respeto de ninguna manera a la mujer. Sí, supongo que eso es lo más importante: RESPETO. No me gusta generalizar, pero últimamente he leído tantas historias de amor mal entendido… donde hay incluso violencia física o verbal, que terminas por perder un poco la fe en el género.

— ¿En qué momento del día escribes? ¿Tienes algún ritual para ello? ¿Cómo te enfrentas a la primera hoja en blanco?

Prefiero por las mañanas, casi al amanecer, cuando el sol va entrando poco a poco por mi ventana. No tengo ningún ritual específico. Y respecto al enfrentamiento con la hoja en blanco… no hay tal. Me siento delante, escribo Capítulo 1 y luego pongo una palabra o una frase… y la historia va saliendo sola (como ya he dicho antes a veces no todo lo que escribo es bueno y tengo que desecharlo, pero lo importante es no dejar que la hoja se quede en blanco y escribir, al menos eso dice Stephen King… habrá que hacerle caso, jajaja).

— ¿Qué te inspira a la hora de escribir?

Cualquier cosa. Un trozo de canción, una pareja que va andando por la calle, la imagen de una película… es ver un fotograma y yo me monto una novela entera en la cabeza. Anécdota: La historia de Cas surgió de manera bastante graciosa. Estaba viendo la tele y apareció Tamara Falcó en una entrevista… estaba contestando algo que un periodista le preguntaba con aire muy afectado. Y eso me llevó a preguntarme qué pasaría si alguien como Tamara se enamorase de una persona fuera de su estrato social… y voila surgieron Eli y Cas… jajaja… (luego los personajes adquirieron su propia personalidad, claro está).
En el caso de La chica del pelo azul fue algo curioso también; hace unos años y no sé exactamente qué estaba haciendo vi la foto de una aldaba con forma de mano de mujer en internet. Me impresionó muchísimo. En ese mismo momento abrí una hoja de Word y comencé a escribir… sin planificación ni nada por el estilo… y así hasta 540 páginas después.

— ¿Te ha sucedido que el libro (historia) se aleje de lo que originariamente habías planeado?

Por supuesto. La lucha de Jan sin ir más lejos tuve que reescribirlo un par de veces. Primero porque originariamente la historia iba a ser más cruda, el personaje femenino iba a sufrir mucho más… pero me arrepentí y lo suavicé. Y luego porque el personaje masculino en algún momento se torció y terminó pareciéndose demasiado a Cas. Tuve que volver y reescribir al menos cien páginas para recuperar a Jan, al Jan de verdad.

¿Cuál es tu proyecto más ambicioso? ¿El que deseas y no te ves capaz?

Mi proyecto más ambicioso es la novela de piratas que he mencionado antes. Escribí bastantes capítulos hace veinte años y realicé gran parte de la investigación. Luego, por diferentes motivos y falta de tiempo la dejé aparcada. Ahora, cuando he intentado retomarla y la releo me doy cuenta de que hay muchas cosas que quiero cambiar y mejorar. Ya no soy la misma de hace veinte años, ni siquiera escribo igual. Sí que me veo capaz de seguir y terminarla, lo que me falta es encontrar el momento adecuado.

— ¿Qué momento es más difícil para un autor, ¿ser publicado o la opinión del lector?

En mi caso, dado que soy auto publicada, publicar no es difícil, ya que solo dependo de mí (bueno, esto es relativo, porque los días previos a la publicación son días cargados de estrés. Todo tiene que encajar, la corrección, la maquetación, la portada…) Sin duda es mucho más difícil llegar al lector y gustar. Convencer de que lean tu novela y no otra. De que después de que te han leído recomienden tu novela a otros… Como autora independiente dependo muchísimo de los comentarios de los lectores.

¿Qué opina tu entorno de tu pasión?

Tengo el apoyo al cien por cien de toda mi familia y en especial de mi marido, que es mi confidente, mi ayudante, mi filtro, mi lector cero y mi crítico más feroz. Aunque me tengo que reír aquí, porque mis amigas de toda la vida, las del colegio, ni siquiera me han leído. Saben que escribo, pero no me toman muy en serio, y eso está bien, porque así no me dejan que pierda mucho el norte hablando todo el rato de libros y literatura romántica, jajaja.

De verdad, de verdad de la buena, GRACIAS por este huequito para responder estas preguntas, tanto para mí, como para todos los seguidores del blog

Datos de interés
Amazon - Goodreads-Web - Facebook - Twitter

Qué les pareció la entrevista? a qué es super simpática??
El martes siguiente toca el turno de la opinión que me mereció la historia de Cas 





13 de octubre de 2017

Palabra de McKenzie de Tessa C. Martin


Sinopsis:
¿Puede el amor comprometer la palabra de un hombre? ¿Puede el deseo romper las férreas cadenas de la lealtad?
Niall McKenzie es un guerrero frío y autoritario que no está acostumbrado a ser cuestionado por nadie y solo rinde vasallaje a Robert Bruce.Una noche de tormenta se ve obligado a resguardarse en el hogar de los Campbell, aliados de los enemigos de su señor. Al margen de las intrigas de los nobles, Niall cae rendido ante los encantos de las hermanas Campbell.Aylin es una mujer dulce y virtuosa, la esposa perfecta para un laird como Niall. Eryn, en cambio, es una joven exuberante y rebelde por la que siente una pasión incontrolable. Su atracción por ambas pondrá a prueba la fidelidad hacia su señor y la dicha junto a la mujer que en verdad ama.¿A quién dará su palabra?



Opinión personal:

Me resulta prácticamente imposible escribir una reseña objetiva. Cuando leo son muchas las cosas que intervienen en mi valoración: temática, personajes, estilo narrativo, ambientación, pero lo que más pesa es el gusto personal de cada cual. No hay dos lectores iguales y, a no ser que se trate de una opinión respaldada por un profesional, que como sabéis no es en absoluto mi caso, creo que es casi imposible, por mucho que se intente.
Algún día podríamos hacer una entrada sobre este tema y seguro que ya entre los de Marilí y los míos encontraríamos muchas diferencias. Y os estaréis preguntando que a qué viene esta parrafada y es, sencillamente, para aclarar que la novela de la que hablo hoy no es de mis temáticas preferidas. Todo lo contrario, si os fijáis y mi memoria no me falla, creo que no hay reseñas de novelas sobre highlanders porque no me suelen gustar. He leído muchas, sí, hace tiempo y, quizás por eso, ya no las leo.
Digo esto para aclarar que no me cabe ninguna duda de que esta misma novela leída por otra lectora, que sé que muchas gustáis de este subgénero, tendría unos comentarios bien diferentes o, al menos, mucho más entusiastas.


Empezaré diciendo que me ha gustado, más de lo que me esperaba, y añadiré que después de algún intercambio de opiniones con una amiga muy especial − gracias por la recomendación −, al final resultó una experiencia positiva.

Niall es un personaje bastante usual dentro del subgénero. Hombre apuesto y con poder, una buena mezcla para destacar el carácter que se suele reflejar de los protagonistas escoceses: algo mandones, valientes, hombres de honor, pero también bastante tercos y un poco, en este caso un mucho, bocazas.
Aunque al final, como siempre, seguro que conquista vuestro corazoncito, he perdido la cuenta de las veces que me han dado ganas de… mejor me callo.

Me da miedo desvelar más de lo que debo, sabéis que es algo que no me gusta. Pero sí que quiero aclarar que aunque la sinopsis puede llevar a hacernos imaginar que estamos ante un triángulo amoroso, no me lo ha parecido. La parte romántica se centra en una pareja, aunque su relación está claramente influenciada, sin quererlo, por una tercera persona. Así que dejadme que no explique mucho sobre la protagonista, para no dar pistas. Tan solo diré que sus sentimientos han aplacado algo que me gustaba de ella.

El romance no es de los que me gustan. Ya sabéis que no me suelen gustar nada los instalove, y aquí lo hay, además totalmente consciente y buscado por parte de la autora. Por ello la felicito, pues ha conseguido plasmar perfectamente la intención que tenía. Sé que uno de los puntos fuertes de la novela son ciertas conversaciones entre ambos, que a mí me han arrancado un trocito de corazón.
Es posible que Tessa C. Martin haya querido plasmar  el amor racional y el amor pasional y ver cual de los dos gana. O quizás el deber contra el corazón, o quizás tan solo lo equivocados que podemos estar o lo fácil que es a veces auto engañarnos respecto a nuestros sentimientos.
Personalmente, con algunas de esas frases, cada vez se me hacía más complicado creerme ese amor por parte de ella que me estaban explicando. Aquí entran los gustos muy personales de cada lectora. Por eso quizás, el final se me ha antojado algo precipitado y fácil, demasiado fácil, para una relación con tantos, lo dejaremos en altibajos…
También creo que es un esquema que se repite en las novelas de tierras altas de Escocia, y que gusta, gusta mucho, por lo tanto, tomadlo como un pero muy personal porque creo que es bastante seguro que disfrutéis de estos desaguisados entre Niall y su partener.

No quiero que penséis que todo han sido pegas, por que no ha sido así. «Palabra de Mckenzie» partía con una temática que ya he apuntado que no me gusta, por ello no quiero ser injusta y quiero dejar claro que hay cosas que me han gustado mucho.


No es fácil escribir novela histórica. Al contrario, y más si se insertan en la trama hechos reales. Aquí Tessa C. Martin ha situado la trama en una época convulsa y concreta de la historia escocesa y creo que lo ha hecho con mucho acierto. La verdad es que los hechos reales pasan desapercibidos, y eso es bueno, muy bueno, entre los ficticios y realidad y ficción se mezclan de forma muy correcta.

He disfrutado mucho de la parte central de la novela. Con las lealtades y traiciones de los diferentes clanes. Alianzas, complots y acuerdos. Un misterio de importancia durante toda la novela y en el que el lector acompaña a Niall a intentar desvelar a los autores. Y además, un tema muy concreto es especialmente remarcable con el que la autora al final le da un giro a la novela que me ha parecido de lo más acertado y me ha gustado especialmente. Toda una sorpresa que no me esperaba.

Quiero destacar el trabajo de documentación que hay detrás con detalles que pueden pasar desapercibidos pero que están ahí, y creo que nos ayudan a hacernos una idea de la vida diaria de una fortaleza escocesa: entrenamientos, juegos, comidas y otros detalles.

En su conjunto, «Palabra de Mckenzie» ha resultado una lectura bastante entretenida con un resultado positivo. Tessa C. Martin ha aprobado esta incursión en novela histórica, pese al género que ha elegido, que sé que es el favorito de muchas. Por eso creo que es una novela bastante recomendable a las que gustéis de los highlanders.

Es una novela autopublicada y es de remarcar el trabajo final que ha resultado. Además, la portada, con ese colgante me parece muy acertada.

Datos de interes: Ficha de la novela: Ficha de la autora: Facebook de la autora:

10 de octubre de 2017

Autora del mes - Laura Sanz



Mientras Pepa nos deja los viernes sus increíbles reseñas de sus últimas lecturas, los martes los cojo para rescatar una sección "Autora del mes" .... en el que se juntará en dicho mes(en este caso octubre) bibliografia, opinión, entrevista, sorteo y datos curiosos de una misma autora.... y ustedes si le habéis hecho entrevista, u opiniones de algunos de sus libros, dejar su enlace en los comentarios, que les parece?

Este mes tengo el enorme placer de tener a Laura Sanz 
Nació y creció en Guadalajara (España).Ya de niña le gustaba leer y escribir. A los ocho años ganó el premio de poesía “Garbancito” que organizaba Gloria Fuertes.Es la menor de tres hermanas, con las que se lleva muchos años. Cuando era pequeña les robaba las novelas de Barbara Cartland para leerlas a escondidas. Así fue como empezó su afición por la literatura romántica.Ha vivido varios años en Alemania donde ha estudiado Traducción. Fue en ese país donde su interés por ese género se afianzó, debido a la gran repercusión que las novelas románticas tienen allí.Tras regresar a España, estuvo residiendo y trabajando varios años en la costa mediterránea.Ahora vive en un conocido barrio madrileño con su marido y sus tres gatos… y unos tres mil quinientos libros.Actualmente está estudiando el Grado en Estudios Ingleses (por placer) y en sus ratos libres escribe (por amor).Ha publicado tres novelas: La chica del pelo azul, La historia de Cas (Landvik#1) y La lucha de Jan (Landvik#2). Y está a punto de publicar su cuarta novela: La culpa de Till(Landvik#3).Sus grandes pasiones son: el cine clásico, la literatura inglesa del XIX y sus gatos.Todos sus libros tienen #happyending garantizado.
Qué como la conocí? por este blog, porque me llego un email de ella, personal y muy simpático, ofreciéndome su primer libro, La chica del pelo azul, que me asombró y que destacaría todo de la historia, viajes en el tiempo me tenía que gustar...pero sorprenderme,emocionarme y tenerme en tensión  y pena por  llegar a ese final y tener que despedirme de ello...pocos lo logran, y Laura lo consiguió.

No la conozco en persona, pero siempre me ha parecido una persona muy,muy,muy cercana, amable y muy,muy simpática y una AUTORA en mayúsculas, ya que hay muchas que juntan palabras,frases y logran crear una historia, pero que me la crea, que la sienta, poc@s lo logran.

Su pequeña biografía la saco de su web personal, su bibliografía y sus redes sociales las pondré a continuación, y el siguiente martes les traeré la entrevista que me concedió.....desde ya GRACIAS Laura por tu maravilloso atendimiento


 Datos de interés

Para conocer sus obras, podéis visitar estos enlaces de Goodreads, su web, su página de autora de Facebook, su twitter, y su página en amazon


6 de octubre de 2017

Hasta que la muerte nos separe de Amanda Quick

Sinopsis:
 Calista Langley regenta en el Londres victoriano una agencia de «presentaciones» dirigida a damas y caballeros respetables que buscan pareja. Desde hace un tiempo, está recibiendo obsequios siniestros —un espejo negro, una corona fúnebre, una campanilla de ataúd…;, todos con sus iniciales grabadas. Convencida de que no obtendrá ayuda de la policía, Calista recurre a Trent Hastings, un solitario escritor de novelas de misterio poco afecto a las relaciones sociales. Mientras Trent y Calista revisan los archivos de los clientes rechazados con la esperanza de identificar al acosador, comienza a ser obvio que la clave podría proceder del pasado secreto de Calista… y que la vida de esta corre peligro.



Opinión personal:

Con  «Hasta que la muerte nos separe» Amanda Quick vuelve a repetir esquema y nos muestra de nuevo una historia entretenida que me ha generado sentimientos algo opuestos. 
No es que haya leído muchas de sus novelas, además estamos realmente ante una autora muy prolifera que escribe bajo diferentes seudónimos, pero como Amanda Quick todas las que conozco siguen el mismo esquema, que la autora siempre tiene muy presente y del que no se sale, quizás por ello no me gusta leer sus libros muy seguidos, porque me termino saturando y todas me acaban pareciendo iguales: protagonistas plebeyos con trabajos respetables y damas que necesitan de algún ingreso para mantener su independencia económica.

Aquí nos presenta a Calista, la mayor de dos hermanos y cabeza de familia, hace tiempo que está acostumbrada a tomar las decisiones de su vida. De carácter fuerte e independiente.

Trent es un afamado escritor de novelas de suspense este guiño a su propia profesión me ha gustado −. Pese a su fama, su trabajo y hobbie al mismo tiempo no le permite una gran actividad social, es más feliz llevando una vida familiar junto a su hermana con la que comparte casa que asistiendo a grandes fiestas. Ese carácter serio y reservado junto con la ayuda que recibe para llevar sus asuntos personales de su hermana, no le ha animado todavía a buscar esposa.
El pasado de Trent me ha resultado interesante, además de esa relación de protección y al mismo tiempo saturación, que tiene con su hermana pequeña. Quizás por eso lamento que la autora no haya profundizado más en ese tema.

Está claro que el suspense es el centro de la novela y el peso de los personajes y la relación que puedan mantener pasa a un plano secundario. En esta novela me ha gustado especialmente. El mundo de la muerte, de gran importancia en esta época, junto con el peso social de los médiums y todo lo que rodea al más allá resulta de gran interés. Esa parte oscura del periodo con costumbres como fotografiar a los muertos ha quedado reflejada de manera bastante acertada. A eso hay que unir que la autora juega con diferentes elementos engañando en varias ocasiones al lector, al menos conmigo lo ha conseguido, hasta que al final, logras adivinar al culpable tan solo por el propio peso de la eliminación.
Como repito, sus novelas siguen un esquema muy similar, en mi opinión, gustan más o menos dependiendo del acierto que tenga con la trama de los asesinatos. Y en esta ocasión creo que lo ha conseguido con creces.

Sin embargo, mi gran pega ha sido el romance. Tengo muy asumido que siempre es algo secundario, pero en esta historia me ha parecido como puesto para guión y por obligación. Admito que no el romance no me ha parecido nada necesario, al contrario. Su relación me ha resultado, además de muy escasa y forzada, demasiado fría. ¿En serio me quieres convencer de un romance con una escena como la del escritorio?. ¡No! Me niego.

No creo que el carácter independiente de los protagonistas sea enemigo de la pasión, algo que aquí me ha dejado helada. Las escenas entre ellos me han parecido interesantes y, en algunos momentos con humor, cuando hablaban del caso que llevaban entre manos. Pero cuando los sentimientos entraban en juego, no me ha convencido en absoluto.
Me ha gustado su habitual planteamiento de una relación de igual a igual en la que lo importante es la mente y no la parte física, pese a que lo que parece que les une es más la lujuria que unos sentimientos más fuertes.
Supongo que es muy complejo encontrar el punto justo y aquí creo que Amanda Quick ha fallado.

De ahí los sentimientos contradictorios que comentaba al principio. Si os apetece una novela victoriana bien escrita y bien ambientada, con una trama suficientemente entretenida y que mantiene el suspense hasta el final, tomad nota de este título porque me ha parecido recomendable. Eso sí, si esperáis una novela con un romance tierno y bonito, no creo que cumpla vuestros requisitos.


Aún así, y pese a ese pero grande, no voy a negar que «Hasta que la muerte nos separe» me ha resultado una lectura muy entretenida. Queda patente que, como otras autoras, Amanda Quick tiene claro lo que sus lectores incondicionales buscan y no duda en ofrecérselo. Quizás por el romance no pases a ser de mis preferidas de esta autora, pero admito que la investigación sí que ha conseguido atraparme.

Datos de interés: Ficha del libro:  - Ficha de la autora:  - Web de la autora: 

Pepa